perro_grecia_masquecine

Los perros revolucionarios griegos

Grecia. Más allá del Partenón, el Egeo, sus islas, la gente de Atenas, el aire mediterráneo y esa cantidad de perros y gatos callejeros que tanto caracterizan a la capital griega; en Grecia se respira tragedia. Y como en toda tragedia provocada, el aire de venganza eriza el vello de unos habitantes que consideran estar pagando por una situación que les viene dada. Y no son los únicos empujados al abismo de la crisis. La tragedia puede cruzar fronteras. Puede que no sobrevivamos a este colapso financiero, a este batacazo del sistema que, sin entrar en si es bueno o no, no ha sabido gestionarse a largo plazo. Y pagamos los de abajo. Congelación de sueldos (ya de por sí bajos), cuando no te ponen en la calle; junto con un aumento sistemático del nivel de vida.

Grecia grita, sale a la calle, se queja, se rebela. Y esto podría extenderse por Europa. Comparan este mayo griego con el histórico del 68. Un lamento contra un sistema que promueve ahora soluciones, en detrimento de las clases más desfavorecidas. Disminuir el gasto público (que favorece al pueblo), con la crisis como excusa (esto ya lo estamos viendo a diario en nuestros trabajos, la crisis como pretexto para que el de abajo vea mermados sus beneficios y así el de arriba no llegue a percatarse). Aquí un interesante artículo de Vicenç Navarro sobre las políticas que han originado esta situación y las alternativas más progresistas, a las soluciones que se barajan en la política y en los medios de comunicación en general.

Grecia y su gente. Grecia y todos esos perros callejeros, con los que la población de la ciudad se vuelca. Unos animales que campan a sus anchas en una decadencia que todos comparten. Y llegados a este punto, varios protagonistas:

En primer lugar, la perra anarquista conocida como “Papitsa” (imagen), que murió el pasado sábado por causas naturales. Una perra anarquista que ha acompañado, carteles en hocico, a un buen puñado de manifestantes desde hace varios años. Aquí unas fotos que la ilustran y homenajean. En segundo lugar, “Mel”, una perra fallecida en julio del año pasado que acompañó siempre con sus paneles en innumerables luchas y manifestaciones libertarias en la capital griega. Las dos enterradas juntas, con honores y como “enemigas del estado”. “Papitsa” incluso se las ingenió, el pasado 5 de mayo, para llegar a la entrada del parlamento griego con un cartel alegórico en la boca.

Y ahora es el turno de “Lukánikos” (Salchicha), bautizado por The Guardian como “Kanelos”. Otro animal que ha asistido a cada una de las manifestaciones que se han hecho en el centro de Atenas desde hace ya algún tiempo. Mientras la policía reprime, Kanellos ladra y se pone delante para defender a los sindicalistas que están en contra de las medidas de ajuste que se promueven en Grecia contra la crisis. Aquí una galería de muestra, y más abajo un video en el que puede verse a este cánido en acción. La calle es de todos, y en el caso griego, también de los perros.

VANESSA PASCUAL

Síguenos en Facebook!



Si te ha gustado este post, ¡compártelo!
Comparte

Leave a comment

Your email address will not be published.